mayo 2017

Facturación en escurrido

La normativa referente a seguridad alimentaria y controles es muy extensa, tanto a nivel estatal como europeo. Además, estas directivas están en continua revisión para conseguir una mayor protección de la salud de los consumidores.

Con este objetivo y el de dotar de la mayor información posible al cliente final, se estableció el Reglamento (UE) 1169/2011. Esta normativa determina numerosas novedades referente a la información que debe facilitarse en el etiquetado con el objetivo de que la decisión de compra se pueda realizar con total conocimiento y detalle sobre el producto que se va a adquirir.

Además de las obligatoriedades como incluir en el etiquetado la información nutricional o asegurar la correcta legibilidad del mismo, existen otras indicaciones que aún no son de obligado cumplimiento, sino que se configuran como recomendaciones.

Pilar PiedraFacturación en escurrido
leer más