Blog

El pescado en la dieta infantil

El verano está llegando a su fin y con él llega la vuelta al cole. Estudios, amigos, madrugones y la rutina diaria. Una de las claves básicas para el buen rendimiento de los niños en toda la vorágine que supone el día a día es una correcta alimentación. Una dieta equilibrada donde el pescado tiene un protagonismo fundamental. Su valor nutricional hace que los especialistas recomienden su consumo, especialmente en niños, varias veces a la semana.
Según el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría y el Programa Perseo del Ministerio de Sanidad, deberían consumirse al menos 3-4 raciones de pescado si es blanco o 2 raciones si es azul. Los pediatras aconsejan comenzar con el pescado blanco desde que los niños tienen aproximadamente 9 meses, y unos meses después introducir el azul. No se hace distinción entre el pescado congelado o fresco, siendo el congelado más versátil al poder consumirse en cualquier época del año con iguales, sino mejores, condiciones y propiedades. Compañías como Salgado Congelados ofrecen un producto que garantiza todos los nutrientes y propiedades del fresco con la comodidad del congelado.


Tanto el pescado como el marisco son fuente importante de nutrientes:
• proteínas de alto valor
• minerales (yodo, calcio, fósforo y magnesio)
• vitaminas (A, D y del grupo B)
• y, sobre todo, ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (AGPICL) de la serie omega-3.

Omega 3
Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de este elemento. Y es que actúa en la formación de la retina, el cerebro y el sistema nervioso durante el desarrollo del feto y del niño.
Tiene efectos favorables sobre la coagulación, el perfil de las grasas de la sangre, la tensión arterial y la inflamación. Todo ello disminuye las enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos.

Ventajas del pescado
Además, el pescado tiene ciertas ventajas sobre la carne, como son:
• Las grasas de la carne son casi todas saturadas, al contrario que en el pescado.
• El pescado graso aporta vitamina D, la carne no.
• El pescado se digiere mejor. La carne puede generar digestiones más pesadas.

El pescado y los niños
Como vemos, el pescado es fundamental dentro de la dieta infantil. Existen pautas y trucos interesantes para tener en cuenta a la hora de introducirlo dentro de su alimentación:
• Introducir el pescado desde el primer momento en que puedan comerlo para que se acostumbre al sabor lo antes posible.
• Presentar el pescado en plato único, para aprovechar el efecto hambre.
• Mezclar el pescado con los alimentos que más le gusten al niño. Incluso con alimentos que disimulen el sabor, como el limón o hierbas.
• Evitar espinas.
• Aprovechar las ventajas de pescado congelado. En cualquier época del año puedes consumir un pescado concreto, aunque sea fuera de temporada, asegurando que sus nutrientes y propiedades están intactas.
• Innovar con la preparación para que no resulten recetas repetitivas y variar en cuanto a las presentaciones. Filetes, rodajas, lomos, etc.

 

En Salgado Congelados te ofrecemos los mejores pescados de orígenes seleccionados, cuidando al máximo la calidad de los mismos. Con técnicas que aúnan los métodos más tradicionales con la tecnología más puntera, presentamos nuestros productos en distintos formatos para adaptarnos a todo tipo de necesidades y dietas. Apoyamos una alimentación equilibrada en el que el pescado, como fuente de nutrientes y minerales es un elemento indispensable. Por ello, nuestro compromiso es llevar el mar a tu mesa, y a la de tu familia.

Pilar PiedraEl pescado en la dieta infantil

Related Posts